Contexto

La utilización de movilidad eléctrica y la instalación de estaciones de recarga  para vehículos eléctricos está aumentando progresivamente y será cada vez más común. Aún existen barreras que impiden un desarrollo más allá de las redes urbanas pero a la vez se detectan numerosas oportunidades asociadas al impulso de la movilidad eléctrica:

  • Ambiental: sin vehículos eléctricos, la meta de reducir sustancialmente las emisiones de gases de efecto invernadero sería inalcanzable.
  • Estratégico: la independencia de los combustibles fósiles sólo es posible contando con un importante parque de vehículos eléctricos tanto en transporte colectivo público como en privado.
  • Innovación Tecnológica: se espera que la movilidad eléctrica desempeñe un papel central en el futuro desarrollo tecnológico de Europa.
  • Económico: la movilidad eléctrica crea nuevas oportunidades de negocio y desarrollo de las regiones y, por lo tanto, juega un papel importante en la reconstrucción económica de Europa.

El Plan de Acción de Cooperación Transfronteriza Alentejo – Algarve – Andalucía (PACT-A3) menciona como objetivos a adoptar en el futuro, estas orientaciones estratégicas en materia de energía:

  • Lograr la conexión de las redes de energía. La frontera entre Portugal y España ha provocado que las redes de distribución de energía se hayan diseñado en cada país sin contar con la realidad existente en el otro, con la consiguiente pérdida de eficiencia en la gestión de los recursos energéticos. Aunque esta situación se ha mejorado en la mayor parte de la frontera, todavía es necesario una mayor integración entre ambas regiones en el apartado eléctrico, especialmente en la conexión mediante transporte eléctrico.
  • Potenciar el aprovechamiento de los recursos energéticos renovables. Si bien el mix eléctrico que aporta cada región tiene aún una componente muy importante de energía no renovable, el aporte renovable crece cada año de forma muy significativa.
  • Alcanzar